Easy Endurance

Endurance sports training advice, interviews and educational resources.

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo tiene a medias.

Todo lo que hacíamos era pelear, me molestaba que me ocuparas, que me llamaras a cada rato, no entendía porque debía ayudarte en todo. Hasta aquel día, febrero 26 del 2014 cuando supe que te ibas.

Pensé que no me afectaría, por un momento hasta sentí un falso sentido de alivio. También te consideraba un traidor, un quitao que había escogido el egoísmo y unos cuantos pesos más por encima de su familia y su isla. La despedida fue rápida y seca, tratando de maquillar los sentimientos que podrían quebrarme en un segundo. Tan pronto tu presencia se esfumó, me invadió una soledad profunda.

No quería hablarte, me sentía traicionado y solamente quería continuar con mi vida para demostrar que no te necesitaba. Nunca fuiste un tipo sentimental ni expresivo, pero en una de tus primeras llamadas dijiste que lo más que extrañabas era a mí.

Esa fue la señal. Siempre fuiste mi fanático #1, mi sponsor y mi compañero pero yo no lo sabía. Tú financiaste el equipo de música de mi primer carro, mis primeras 3 bicicletas y las comidas afuera de los viernes. Mi ignorancia no me dejaba ver cuanto de mí eras realmente tú.

Ahora estás lejos a más de mil millas hacia el norte, a cientos de dólares de distancia y en un lugar donde el frío empaña la felicidad de los residentes. Quisiera que los gobiernos estuvieran allí cada vez que tengo que despedirme de tí en el aeropuerto, antes de firmar leyes que fuerzan a muchos como tú al éxodo. Ahora ya ni siquiera me importa nada que no sea poder compartir contigo un comentario en el sofá, tomar el autobús juntos o trabajar en los caballos.

Dicen que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Yo ciertamente no te he perdido,de hecho he podido compartir contigo por los últimos años, pero a medias. Disfrutando al máximo el momento pero reconociendo que no durará para siempre.

El proceso nunca se hace más fácil, de hecho, es cada vez más difícil. Nunca he sido un tipo de muchos amigos pero cuando estoy contigo eres el único pana que necesito. Ahora a la distancia me preocupo por tí, quiero saber todo lo que haces y siento celos de los que pueden compartir contigo más que yo.

La historia aún no termina, quedan capítulos y aventuras por escribir. Quizás juntos o quizás a la distancia. Aprendí a cantazos a quererte, con los cantazos que da la soledad.Hermano. Perdón. Te amo.

-eMMa

Advertisements
%d bloggers like this: