Harry Hernández, de pensar en el retiro a estar entre los 10 más ganadores de la nación

Por Emmanuel “eMMa” Márquez

El 2022 ha sido un año histórico para Harry Hernández por varias razones. El jinete puertorriqueño suma 197 triunfos en lo que va de campaña sobrepasando su mejor y única temporada con más de 100 victorias, lograda en 2015, y posicionándose como el sexto más ganador en los Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico. Hernández fue también el piloto campeón del mitin de Turf Paradise en Arizona con 198 triunfos y repitió la dosis en Canterbury Park en Minnesota, con 79. Pero quizás la mayor victoria de Hernández es volver a creer en sí mismo, en confiar en sus habilidades, tomar riesgos y dejar que el trabajo duro haga el resto. 

Este barril de éxito llegó a la carrera del jockey luego de años de dificultades y victorias a cuentagotas. Tras superar los problemas de peso que le persiguieron temprano en su carrera, en 2020 Hernández atrevesó una de las peores rachas como jockey cuando estuvo tres meses sin obtener una victoria y finalizar el año con solo 56 conquistas en 622 oportunidades. El reto llevó al jinete a un decaimiento mental, quien como un boxeador golpeado y aturdido,  fue a su esquina, a donde su papá Andy. 

“Me desesperé, le dije a mi papá que me iba a quitar, que me iba a meter a galopar, que necesitaba un break” explicó Hernández en entrevista con Easy Endurance. “Pasé por una rachita de depresión de tres semanas que no quería ir a trabajar, no queria hacer nada. Yo estuve tres meses sin ganar.  Fue una cosa que yo dije ya yo no me veo, no sé ni para dónde ir, ni en el verano ni en el invierno, pero hablé con papi y él me dijo ‘¿quieres galopar o quieres montar? Bueno, si tú quieres montar, usted tiene que seguir metiendo mano, tienes que creer en tí’. Esa es la clave, trabajar, trabajar y no faltarle al respeto a nadie.”

La movida de Hernández a Arizona, a finales de 2021, fue el punto de partida para su resurgir como jinete, en hechos pudieran considerarse como cosas del destino. Su actual agente Scott Stevens, era uno de los principales jinetes en Turfway Park antes de sufrir un accidente en 2021 donde se fracturó la cervical y que lo forzó a retirarse. Stevens [hermano del también ex jinete Gary Steves] ganó más de 5,000 carreras incluyendo nueve títulos en Turfway a lo largo de sus 46 años como piloto. 

Para aquel entonces, Hernández era representado por Paula Bacon en Miami, quien le sugirió el cambio radical. Luego de verificar el mapa del estado y la temperatura en el desierto, Harry decidió darse la oportunidad. 

Dicen que el que no coge consejos no llega a viejo y Hernández quiere que le salgan canas mientras gana carreras de caballos. Por eso, decidió enfocarse en la sabiduría que le compartieron dos personas que, aunque contempóraneos con él, han revolucionado el hipismo mundial. 

“Van a haber días malos y van a haber días buenos, no importa el que tengas, tú tienes que levantarte al otro día, a las cinco de la mañana para seguir trabajando. Eso es algo que siempre me han dicho, además de mi familia, otras dos personas que han tenido muchas cosas grandes en su carrera. El primero que me dijo eso fue José Luis Ortiz, pero Irad también, “si tú no crees en tí mismo no vas a hacer nada”. Tú cree en tí mismo y trabaja que lo tuyo va a llegar. Tarde o temprano, pero va a llegar. Yo me he quedado con eso”.

Hernández hizo su regreso a Puerto Rico este mes en medio de una penosa situación familiar con la pérdida de su abuela y la esposa de su padre Andy Hernández,  a quien Harry consideraba su segunda madre. 

Ante la expectativa a su regreso a Puerto Rico, el piloto aprovechó para explicar que nunca ha sentido presión por igualar los logros de su papá que incluyen más de 1,700 victorias en Puerto Rico y decenas de eventos clásicos.

“No, nunca. Yo quiero hacer lo mío”, sostuvo Hernández. “Mi papá es mi héroe, ha montado los mejores caballos de Puerto Rico. Después del Huracán María, fue a Fingers Lakes y estuvo Top 5. Papi tiene un talento brutal, yo he aprendido un montón con mi papá. Todavía es la hora que él me coje y [me envía] el regaño o el texto después de una carrera. Pero yo quiero hacer lo mío, quiero ser algo que yo pueda tener un nombre”.

Regresar a Puerto Rico se siente casi como un nuevo debut para Hernández quien solo estuvo activo en Camarero durante mes y medio en su campaña como aprendiz en 2015 antes de partir a los Estados Unidos. La familia, los amigos y el ambiente hacen que la estadía sea aún más especial a la vez que persigue uno de sus sueños.   

“Desde hace tiempo le digo a papi ‘yo quiero ganar un clásico en Puerto Rico’. Hoy está aquí toda mi familia, uno se disfruta más el trabajo, vas para afuera con una felicidad brutal sabiendo que está toda tu familia apoyándote, el público, ya eso me alegra. Me gusta estar aquí por esas cosas”, indicó.

Hernández permanecerá en Puerto Rico durante el mes de octubre antes de regresar a Arizona para participar del mitin de Turf Paradise que arranca el 4 de noviembre.

Advertisement

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s