Cuando casi todo Puerto Rico dormía pasada la medianoche del lunes, el corredor puertorriqueño Ricardo Estremera conducía cuatro horas, unas 252 millas desde Swarthmore, Pennsylvania hasta Albany, New York.
Esto, luego de correr tres mil metros con obstáculos en 8:48.22 en el Swarthmore College Final Qualifier Meet y haber conseguido la marca mínima clasificatoria para los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, Colombia.
Se trata del típico espíritu atlético-patriótico que lleva a los atletas boricuas a hacer malabares por rendir a tiempo completo, mientras entrenan a tiempo parcial.
“No te voy a mentir estaba un poco nervioso (en la carrera) porque no he corrido muy bien en estas semanas” dijo Estremera a Easy Endurance en horas de la madrugada.
“El clima no me ha dejado entrenar, hace dos semanas corrí criticó 9:12, no tengo muchas oportunidades (para clasificar), esta iba a ser la última para mí.”
Estremera ya había intentado en dos ocasiones recientes alcanzar la marca mínima, primero en el San Francisco State Distance Carnival y luego en el UCONN Northeast Challenge en Connecticut , quedándose corto por varios segundos en ambos intentos, mientras, la presión por conseguir su boleto aumentaba y las oportunidades para hacerlo eran cada vez más escasas.
Entre la espada y la pared, el estudiante doctoral y profesor de literatura, tomó medidas drásticas para algunos, pero para él todo estaba dentro de sus capacidades.
“Decidí tomar tres semanas de entrenamiento fuerte, tomar confianza y atacar, estaba muy confiado, he corrido 8:37 antes, así que 8:53 no debe ser problema. Esa era la mentalidad que yo tenía”, dijo Estremera.
“Traté de estar cómodo los primeros dos kilómetros y después cerrar (fuerte), lo cual fue una técnica que me funcionó bastante bien esta vez porque uno de los problemas que había tenido en las otras carreras es que no podia cerrar, los cierres eran malísimos.”
“Todavía me queda mejorar mucho, muchos problemas con la fosa, problemas técnicos que tengo que trabajar, tener mejor aproximación hacia los obstáculos, me estoy deteniendo mucho”.
El trujillano de 32 años y medallista iberoamericano en esta disciplina, espera poder realizar varios eventos de fogueo que sirvan como ‘puesta a punto’ para estar cerca de los ocho minutos y 30 segundos que lo han esquivado en los pasados años, y que serán necesarios para colgarse una medalla en Colombia.
Luego de 24 horas tan ocupadas, Estremera debía presentarse a su trabajo a las siete de la mañana el martes, pero no sin antes asegurar su boleto a Barranquilla con el matasellos de La Monoestrellada.
“Yo sé que estoy bien en cuestión física, tengo la fuerza, tengo la velocidad” afirmó.
En el evento también participaron Erick Estrada (1,500 metros), Alexis Ojeda (200,400 metros) Samuel Morales (3kSC) y Carlos Vilches (1,500 metros)

Pueden ver la entrevista original de Enero 2017 con Ricardo Estremera AQUI.

foto cred: ATV Photography
-eMMa.

Advertisements