En tiempos donde se vende más indumentaria deportiva que nunca antes y los niveles de actividad física parecen aumentar ante la percepción nacional, el sedentarismo -o la falta de actividad física- sigue siendo un problema global.

Los adelantos tecnológicos, impulsados por el afán del hombre de facilitarse la vida,- lo que también significa trabajar menos- contribuyen grandemente a una conducta mayormente sedentaria en la población. Automobiles que te evitan tener que caminar, un control remoto que te evita levantarte del sofá, una computadora que te evita tener que salir de compras, elevadores, escaleras eléctricas, etc, ahora rebotan en contra de la humanidad.

Igualmente hay muchos medios que combaten la situación. juegos de video que premian el movimiento, relojes que  invitan a moverte y aplicaciones que hacen de la actividad física un acontecimiento social deseable.

Sin embargo, en Puerto Rico el 65% de la población no cumple con los 150 minutos de actividad física semanal que es la recomendación más básica, según el censo del Centro para el Control de Enfermedades (CDC).

Según los estadísticas más recientes del CDC en 2015, el 82% de nuestra sociedad no cumple tampoco con 300 minutos semanales que es lo recomendable para mantenerse en peso y saludable, según la Organización Mundial de la Salud (WHO).

Igualmente nuestros adolescentes , en grados 9-12mo, solamente el 18%  reportó realizar al menos 1 hora de actividad física moderada diariamente.

En 2016, 41.7% de los adultos dijeron no participar de ninguna actividad física en su  tiempo de ocio. Son estadísticas alarmantes.

Para Marcos Amalbert, fisiólogo, entrenador de atletismo y secretario de la asociación de fisiología de la Universidad de Puerto Rico, con experiencia investigativa en el tema: “el tiempo sedentario se divide en muchas cosas, trabajo (sentado), guiando, casa (tiempo en pantalla), (pero) de todos el más que afecta es el tiempo en televisor , tiempo en pantalla, computadoras, etc.”

Muchos otros factores también repercuten en los niveles de sedentarismo, entre ellos, el género, la raza, clase social y la educación. Por ejemplo en la mayoría de las escuelas públicas dice Marcos: “el tiempo de educación física es muy poco. Hay escuelas que han modificado el programa, reduciendo el tiempo de educación física, es como que nos están matando y no lo saben” asegura Amalbert.

Además, “se ha visto (mayores niveles de sedentarismo) en los países con las personas que tienen mayor poder adquisitivo , se les hace más fácil los trabajos de oficina, que no requieren esfuerzo y a eso le añades la habilidad de tener un carro, no caminan distancias grandes” puntualizó.

Igualmente: “se han encontrado que hay diferencias por razas, usualmente las personas de color y los latinos tienden a ser más sedentarios”

“(En norteamérica) Hay una cultura hacia la actividad física en contrario al área latinoamericana que ve la actividad física relacionada solo al deporte”

Organizaciones relacionadas a las salud CDC y WHO, tienen recomendaciones de actividad física que van desde 150 minutos hasta 300 minutos semanales de actividad moderada, vigorosa o una combinación de ambas.

Ejemplos de estas actividades pueden ir desde caminar, realizar trabajos de jardinería y pedalear  hasta natación, trotar o correr y realizar deportes competitivos como el baloncesto, fútbol o voleibol.

“En el caso de los adultos, se estima que (pasar) más del 50% de día en tiempo sedentario (más de 7 horas al día) es riesgoso a la salud” dijo Amalbert.

 

“En términos de los niños se recomendó que no tuvieran más de dos horas de televisión ”

Una vida físicamente activa tiene muchos beneficios. Reduce la probabilidad de enfermedades coronarias en un 35% y las cardiovasculares. Contribuye a la salud mental y mejora la economía al reducir los costos de los sistemas proveedores de seguros médicos públicos en el estado.

El  problema es global, la Organización Mundial de la Salud posiciona la conducta sedentaria entre las 10 primeras causas de muerte a nivel mundial. La inactividad física también puede contribuir a una muerte prematura por cualquier causa.

“Tienes riesgo (elevado) de muerte por todas las causas, cardiovasculares, diabetes, etc. Todas esas enfermedades están relacionadas con el sedentarismo , adicional a eso , la depresión se ha encontrado que tiene algún tipo de relación con la actividad física y el sedentarismo” añadió Amalbert.

Más preocupante aún son las tendencias en sedentarismo infantil impulsadas por los videojuegos, las aplicaciones y la dependencia en la tecnología de la escuela misma. “es curioso porque en el mundo los niños se sabe que  no son pequeños adultos , los niños son una clasificación aparte y no se les puede tratar como adultos , ni se le puede dar la misma dosis para nada. específicamente en la parte de actividad física, ya hay recomendaciones específicas para los niños , pero en la parte de tiempo sedentario , aún no se ha identificado cuánto tiempo va en contra de la salud.” dijo Marcos.

Entre la recomendaciones del fisiólogo y ex-atleta nacional, está la creación de política pública adaptada a nuestra realidad.

“Yo siempre he pensado que hay que traerlos (a las personas adultas)  a las áreas recreativas para que ellos se envuelvan y comiencen un cambio y que sus niños vean que ellos están cambiando, porque de por si, ellos son la figura que el niño va a seguir, pero quien realmente importa para hacer el cambio es el niño, es el futuro.  Una vez uno se le inculca esa rutina o ese estilo de vida de ser activo físicamente él/ella lo va a seguir por el resto de su vida”

En Puerto Rico también contamos con muchas facilidades recreativas, y un clima perfecto todo el año para impulsar la actividad física masiva.

“Yo pienso que las facilidades están, en Puerto Rico si la gente piensa en ejercicios rápido piensan en una pista y Puerto Rico está inundado de pistas y si no tiene pista tiene canchas y sino tiene canchas tienes canchas de tenis , parque, áreas donde se pueden hacer (actividad física) , es más la sociedad poner de su parte y vencer esto de la criminalidad” comentó Amalbert.

Continúa: “todo está relacionado , porque si tú pones a este muchacho y lo sacas de la calle a realizar actividad física estas reduciendo el crimen porque ya el muchacho no está en la esquina haciendo cosas que no debería. y está aportando a la sociedad y a su vida”

“la escuela tiene que ser más rigurosa e incluir más tiempo de educación física yo sé que es complicado  porque (el maestro de música y el de arte) ellos dicen que también son importantes y es la verdad pero, hace falta más actividad y se puede hasta incluir en los salones, no necesariamente periodos de educación física, sino clases más dinámicas” puntualizó.

Moverse no puede ser una moda, debe ser una necesidad. La actividad física no puede significar sufrimiento sino todo lo contrario, salud y vida, gratis.

-eMMa.

 

Referencias:

Centro para el control y prevención de enfermedades (CDC), división de nutrición, actividad física y obesidad.

Organización Mundial de la Salud. (WHO)

Advertisements