Yo sé que duele escucharlo pero no hay secretos para el éxito. Además de ser bendecidos con una capacidad aeróbica superior, no hay secretos para las medallas de Michael Phelps, no hay secretos para cada 10km por debajo de 27min para Mo Farah y tampoco hay secretos para que Nairo Quintana escale los pirineos en plato grande. Lo que nos diferencia es el enfoque (casi obsesión), el auto-conocimiento y la eterna persecución de la excelencia.

En la última década he podido conocer y compartir ideas con muchos de los más grandes exponentes del deporte ‘endurance’. Conocí al corredor keniano Sammy Kitwara en el maratón 10k Abraham Rosa. En 2010 Conversé extensamente con el medallista centroamericano Tyler Butterfield y su entrenador. Entrevisté a Iván Domínguez, ciclista ganador de etapa en el Tour de California y también al triatleta campeón del mundo Andy Potts. Me fijo en cada detalle, cada comentario, para concluir que no hay secretos para el éxito más que el trabajo mismo.

A continuación las mejores 10 observaciones que he podido hacer en los profesionales y que los diferencia del resto de los mortales:

1.Siempre necesitamos ayuda de otros.

Conozco de pros que reclutan a otros profesionales -activos aún como atletas- como entrenadores, no porque conozcan más, sino porque necesitan del ‘push’ psicológico que crea el compromiso con otra persona, más aún cuando se trata de un extraño. Esto explica porqué Yo nunca puedo madrugar para entrenar pero me levanto sin problemas a las 4:30 am cuando mi papá me espera para trabajar.

2.No complican las cosas/simplicidad/minimalista

Siempre queremos ponerlos en un pedestal pero los atletas de calibre mundial van al baño, respiran aire, tienen problemas con sus esposas e hijos traviesos. Sin embargo, siguen el enfoque más simple posible cuando de entrenar se trata. No existen prácticas milagrosas ni masajes que te hagan ir mucho más rápido, No te preocupes por factores que no puedes controlar solo existen el trabajo, el esfuerzo, la consistencia, la determinación, el sacrifico y esos los podemos hacer todos.

100_0699
Sammy Kitwara – ganador World Best 10k

3. No hay Secretos

Los profesionales se ríen a diario de aquellos que piensan que se les está escondiendo algo, ese detalle mágico que hace que el ácido láctico y la fatiga sean cosas del invisibles. Saben que no hay atajos, se utilizan unos a otros como recurso. Entrenan de acuerdo a sus características individuales, hace mas en donde son débiles y un poco menos en donde son más fuertes..

4. La consistencia es la receta

  • La filosofía de vida de Easy Endurance. A motivo de ejercicio vayan a la aplicación Strava y estudien los perfiles de varios atletas profesionales de cualquier deporte. Noten la frecuencia de las actividades, ¿cuántos días de inactividad hay? Roma no se hizo en un día, mucho menos un campeón mundial. En algún lado leí que el doble campeón olímpico Alistair Brownlee dijo que su único entrenamiento era correr, nadar, y pedalear 7 días a las semana, nada más.

    5. Saben administrar sus esfuerzos

    No todos los días son de entrenamientos largos. No todos los entrenamientos son intensos y agotadores, hay una relación entre trabajo y descanso, un balance. Este balance también es visible  en el nivel micro, dentro una sesión dónde descansar, dónde apretar, en la ruta dónde pararse en los pedales dónde permanecer sentado, en los descansos cuándo caminar, cuándo trotar, etc, detalles que hacen la diferencia.

rivas
Claudia Rivas – triatleta campeona centroamericana 2010.

6. Escuchan su cuerpo

Tal Vez algunos fallan en lo básico pero la mayoría, especialmente los más experimentados, saben cómo identificar los signos y síntomas que da su cuerpo con relación al ejercicio. Prácticas que no pueden completar, parciales demasiado exigentes, privación del sueño, acumulacion de cargas, lesiones a punto de desarrollo, son factores a los cuales se le dedica atención y se trabajan en las etapas tempranas. Prevenir no reparar.

7. Alta capacidad de resistir dolor

Aquí sí se separan los niños de los hombres. Esta es la características que definitivamente -en mi opinión- pone espacio entre los profesionales y los mortales. Los parámetros de lo que es fácil vs difícil o duro también es abismal. En alguna parte leí que en un estudio realizado el mortal desistió del ejercicio con una acumulacion de lactado muy por debajo de lo que el cuerpo humano es capaz de resistir principalmente por señales psicológicas. Los elites tienen la capacidad de imponer su voluntad por encima de tales señales. La mente es poderosa.

tyler&me
Tyler Buttefield – triatleta medallista centroamericano 2010.

8. La indumentaria no es tan importante

No importa si combina, si es último modelo, o si tiene 37 cambios. El profesional reconoce que el trabajo es la única clave del éxito y encuentra la manera de maximizar el equipo que tiene disponible. Poner el equipamiento como excusa es uno de esos argumentos que al escucharlos pone a prueba mi sistema gastrointestinal. Recuerden que Chrissie Wellington ganó un campeonato mundial de Ironman en una bicicleta de 2do nivel y Brian Babilonia fue a las olimpiadas de Río en una bici con 5 años de uso.

9. Descansan duro

Una vez escuché a Sebastian Kienle (campeón Ironman/70.3) decir que conoce muchas personas que entrenan igual o más que él, pero ninguno le podría ganar porque luego de entrenar deben ir a sus trabajos o con sus familias mientras el se tira en el sofá todo el dia. El profesional pone prioridad en el descanso/recovery mientras que nosotros como ‘weekend warriors’ nos ponemos creativos con el poco tiempo libre que nos resta luego de que suceda la vida.

10. Comen comida/Son humanos

Ser vegano, comer gluten free y presumir del acai bowl que te comes está super cool, pero no es la realidad de la mayoría de los atletas profesionales. Mucho menos es el secreto para su gran desempeño atlético. Desde Usain Bolt comiendo nuggets en las olimpiadas, ciclistas que abusan de la coca cola y Floyd Mayweather comiendo hamburguesas mientras entrena para una pelea .

Tampoco es que comen mal, sino que comen lo necesario para poder rendir a capacidad sin entrar en LIMITACIONES/DEPRIVATION absurdas.  También tomemos en cuenta que mucho de lo que “visualmente” consumen pudieran ser parte de un arreglo de sponsors. OJO.

IMG_20150525_193808
Beverly Ramos – campeona nacional.

Al final del día mi propósito es que dejemos de fijarnos en las cosas que usan los atletas, aspectos superficiales que cultivan el consumerismo desmedido -y absurdo-y nos enfoquemos más en qué hacen, cuándo y porqué. Por ejemplo, no es importante entender por qué Mo Farah utiliza el modelo de tenis Nike xyz sino fijémonos en cuán consistente es, en que no falla prácticas y cómo trabaja en la carreras.

 

No te fijes en el modelo de bicicleta que utiliza Alberto Contador, fíjate mejor en sus técnicas de recuperación, en que la mayoría de los días pedalea en cambios muy livianos y a ritmos muy cómodos -para él-. Todos somos diferentes pero siempre podemos aprender algo nuevo si prestamos atención. Atención a lo que realmente importa.

 

Go on, Go smart, Go happy!

-eMMa

Advertisements