Si te preguntas quién es el hombre que más rápido puede caminar en Puerto Rico, la respuesta es José Melendez de Barrranquitas, tiene 21 años de edad y estudia en la Universidad del Turabo. Llegó al deporte por casualidad, cuando en 6to grado su profesor de Educación Física Ramón Nieves, lo invitó a marchar en el “Field Day” para identificar talentos. José marchó, ganó y el resto es historia.

Hoy son las 5 de la tarde en un día nublado de Abril. He montado mi oficina en un restaurante de comida rápida famoso por poner sal demás en sus papas fritas mientras, veo llegar al marchista original de Barranquitas listo con su ropa de entrenamiento  y la confianza de un ganador. La dieta de hoy para el atleta son 14km en repeticiones –tipo ‘fartlek’- pero antes una conversación con Easy Endurance.

Desde el nivel juvenil Meléndez se ha situado en el mapa de la marcha internacional. En su palmarés hay 3 medallas en las justas de la Liga Atlética Inter-universitaria, victoria en los Penn Relays, aparición en el Campeonato Mundial Junior y medalla de plata en el centroamericano juvenil de El Salvador 2012.

Las marcas de José son realmente impresionantes para alguien que supuestamente va caminando. En su distancia habitual de 20km cuenta con 1:25.20 (aprox.6:52 x milla), los 10km los ha completado en 42:26 (6:49mi) y la friolera de 20:02 para 5km o el equivalente a 6:26  por milla.

¡Yo no quería ser marchista, Yo decía; No, ese evento no me gusta, ese movimiento raro ahí!

El deporte de la marcha atlética comenzó a finales del 1800 en Inglaterra, desde entonces ha sido añadido a mundiales, olimpiadas y todo tipo de eventos internacionales. En los juegos Olímpicos se disputan 2 eventos de marcha a las distancias de 20 y 50km en ambas ramas. Paises latinoamericanos como México, Colombia y Ecuador han dificultado que la región europea y oriental continue su dominio recientemente.

Sin embargo, en Puerto Rico la marcha no parece despegar. Si bien es cierto que a nivel youth y juvenil tenemos varios nombres como Rachelle de Orbeta haciendo ruido internacional, a nivel adulto José Melendez es nuestro llanero solitario y personalmente responsabiliza a los cuerpos reguladores del deporte nacional por no fomentar más esta disciplina.

“En PR podrían desarrollar más la marcha, pero no están fomentándolo, no están llevándolo a los niños, no hacen competencias aquí o alla, no hacen una dinámica, pa’ que el niño se interese… En otros países tienen campeones mundiales y es así porque tienen una dinámica. (En) Ecuador su única medalla de oro (olímpica) es en marcha.” José Meléndez

18076974_10212852919908393_99414725967982646_o
Foto cortesía de Carlos Zayas Photography para uso de Easy Endurance.

Aquello que comenzó como un reto para sacarse de encima a sus maestros ahora se ha convertido en una pasión: “El deporte se puede definir como la vida para mí, el deporte me ha abierto puertas, he viajado el mundo, estoy estudiando gracias al deporte, mi disciplina es gracias al deporte. Es la misma mentalidad para estudiar y así uno va abriéndose puertas.” expresó Meléndez.

Esa disciplina llevó a al marchista a obtener becas de las principales Universidades del país deciéndose por la Universidad de Puerto Rico recinto de Río Piedras.  Una vez instalado en San Juan el atleta comenzó a entrenar bajo el sistema gallo y logró 2 medallas en las justas LAI incluyendo el Oro en 2015.

Pero no todo era felicidad. A partir de diferencias con sus entrenadores y el entorno, José Meléndez comenzó a contemplar la idea de buscar un nuevo entrenador y cambiarse de universidad.

La primera movida vino con el reclutamiento de su actual entrenador Guido Ernesto Nuñez en un intento por subir su nivel y disipar las cargas emocionales de estudiar y competir en el alto rendimiento. Un nuevo enfoque trajo consigo mejorías casi inmediatas. “Recuerdo que yo tenia 22:18 (para la distancia de 5km), bajé a 21:50 y en la final bajé 20:46 en tan poco tiempo él me hizo mejorar, él me ayudó mentalmente, él ha sido una buena persona conmigo” expresó José.

No hay obstáculos que puedan detener al 3 veces medallista en la LAI, ni siquiera la distancia entre él y su entrenador.  Son específicamente 3,735 millas entre Puerto Rico y Chile donde reside el preparador de José y otros 2 marchistas olímpicos.  Pero Meléndez hace que esto funcione con una receta muy simple, “comunicación todo el tiempo, y yo soy una persona disciplinada, a mí tú me dices: haz esto y yo voy ahí. Y no fallarle, porque sino me estoy fallando a mí mismo” dijo Meléndez.

Decidiéndose por la Universidad del Turabo no tanto solo cambió de campus, sino que ahora con una nueva concentración en enfermería -anteriormente estudiaba Historia- encontraría un refrescante alivio que se reflejaría en su desempeño atlético, logrando una apabuyante victoria en las justas LAI de el mes pasado.

17917751_10212852746944069_3378196913673102940_o
Foto cortesía de Carlos Zayas Photography para uso de Easy Endurance.

Estando en su mejor momento, la temporada 2015-2016 se vio interrumpida por una lesión en la banda iliotibial de Meléndez, lo que imposibilitó la búsqueda de puntos para cualificar a la Olimpiada de Río 2016. Fue para mí motivante al revisar la final de 20km en Brasil, verla ganarse con 1hr 19min, unos 5 minutos más rápido que lo que José ha sido capaz de marchar al presente y con lo cual muy posiblemente hubiese podido completar esa prueba dentro de los mejores 50 del mundo.

Sin embargo esto no parece quitarle el sueño a José que parece tener gríngolas que solamente le permiten ver al presente y al futuro.

Y es que para todo buen atleta el apoyo de la familia y un gran grupo de trabajo es fundamental . El escuadrón de José Melendez es comandado por Luis Melendez, su hermano mayor. Son evidentes los sentimientos en el marchista cuando tocamos el tema.  “Yo soy atleta gracias a él, Yo en la UPR pensaba retirarme y él me empujó, me ha empujado y es el que me ha inculcado a ser disciplinado, el que ha estado ahí 100%. Cada vez que necesito él siempre está ahí, él está pendiente de mí, “El es mi hermano, mi papá, mi coach, mi maestro, él es todo.” expresó.

El barranquiteño ha apretando todos los botones correctos para cuando se está comprometido, incluyendo ‘training camps’ en Colombia, México y Chile donde ha compartido entrenos con la crema de la marcha mundial. De esos viajes regresa transformado, con un punto de forma que solamente llega con la consistencia y el enfoque que obtienes cuando diariamente a tu lado va sufriendo un campeón mundial. 

Jájome es buenísimo, Jájome es mi base de entrenamientos, es una buena ruta” 

18056157_10212853094832766_7952759504789246520_o
Foto cortesía de Carlos Zayas Photography para uso de Easy Endurance.

En la isla, la falta de marchistas o especialistas ha llevado a José a tener que buscar y utilizar corredores que puedan acompañarlo en sus entrenamiento largos o más intensos. 

Si paseas por el barrio Jájome de Cayey un domingo temprano, entre la neblina y las curvas pudieras encontrarlo completando fondos de hasta 18 millas. Este sector del suereste de país también frecuentado por atletas del nivel de Beverly Ramos, reune casi todo lo que un atleta necesita para entrenar cómodamente; tranquilidad, buen recorrido y clima agradable.  

El volumen de cargas en el entrenamiento para marchistas de este nivel es increíble, totalizando entre 150-200km recorridos semanalmente.  Me impresiono, cuando escucho la descripción de una semana habitual para el 2 veces medallista de oro en la Liga Atletica Interuniversitaria.

“Una semana normal en mi training sería repetir 4-5 x 1000mts, repetir 6 x 2,000mts, fondear 20-30km un sábado, prácticamente uno le mete 150-200km semanales, tratando de buscar cardio”.  A esto se suman lo estudios prácticos de enfermería en Juncos hasta donde viaja diariamente.

“Yo no puedo usar ipod (mientras entreno), yo tengo que estar concentrado en los tiempos y estar ahí fijo, me gusta imaginarme las carreras”

Los planes del marchista son tan claro que parecen estar escritos en piedra.

“El plan principal es llegar a la olimpiada…Yo tuve una lesión bastante fuerte y no tuve la oportunidad de buscar marca pero, pienso que no era imposible, estaba cerca…ahora mismo Yo estoy seguro que voy a hacer la marca para Olimpiadas, estoy seguro que yo voy a hacer la marca para Japón y ahora es concentrarnos en hacer buen trabajo en Barranquilla (campeonato centroamericano en Colombia 2018) y hacer buen trabajo en Lima (campeonato panamericano en Perú 2019)” sentenció Meléndez.

 “Nosotros sabemos que estamos ahí porque estamos trabajando duro”

Luego de hablar con José no me queda duda hacia donde se dirige ni muchos menos de lo que es capaz.  Marcha a todo vapor al éxito, su seguridad, autoconfianza y temple son contagiosas. Tiene las ganas, la dirección y la ética de trabajo. Yo a José no lo veo caminando, lo veo volando bajito.

-eMMa

 

 

 

 

Advertisements