Todos conocemos a un atleta que entrena lo suficiente y en forma sistematizada. No tan solo eso, sino que cuenta con las destrezas y técnicas necesarias para ejecutar su deporte con elegancia. Más allá, ha desarrollado estrategias y tácticas para vencer obstáculos y rivales y aún así, no puede rendir de forma optima en su evento. ¿Qué falló? ¿Qué faltó? ¿Por qué sucede esto?¿ Es algo que se puede trabajar? Hoy Easy Endurance busca respuestas en la psicología deportiva.

El doctor Fernando Aybar conoce muy bien este perfil y es que él nació psicólogo, siempre lo fue, aunque no lo sabía. Ahora especialista en psicólogía deportiva , el también catedrático y director auxiliar del departamento académico de Educación fisica y recreación de la UPR-RP alguna vez estuvo en esa posición.  Fue jugador profesional de balonmano – premiado como mejor portero – y doble medallista centroamericano con nuestra selección nacional. Conoce el deporte desde adentro, por que lo vivió, por que le fue inculcado en su hogar y porque lo respira.

mientras jugaba [baloncesto y balonmano] y dirigía al mismo tiempo me señalaban: “tú tienes el don de motivar a la gente, de mantener a los muchachos en control, tenía unas cualidades no en la parte física, técnica o táctica sino en la parte psicológica sin ponerle el nombre” Fernando Aybar

Aybar obtuvo sus primeras lecciones con uno de los mejores profesores disponibles en su época, su propio padre, quien fuese líder comunitario reconocido desde el residencial Manuel A. Pérez  en Río Piedras. “Papi fue una persona que siempre vio en el deporte el potencial de ayudar a las personas y a los grupos, creía en el deporte, alegre y feliz, no en un deporte para sufrir y como un vehículo que le daba la oportunidad a la gente de conocer a otra gente, para tumbar prejuicios”

Ese ejemplo lo llevó a desarrollar por el deporte no tan solo una pasión sino un estilo de vida: “son emociones positivas, estilo de vida, la manera en que me relacione con muchas personas significativas en mi vida, incluyendo a mi padre, para mí [el deporte] es un reflejo de felicidad y de libertad”

“mucho de lo que me hace a mí perseguir esta disciplina es por saber que no estuvo presente en mi vida” Fernando Aybar

La importancia de la preparación mental

Ahora sabemos que el deporte abarca muchas áreas. La preparación actual de los atletas es una minuciosa, que toma en cuenta hasta el más mínimo detalle pero, no siempre fue así. En el pasado el enfoque era uno más simple, con caracter de exclusividad en el área de la fisiología, pero esto ha ido cambiando:”El deporte en un principio lo vimos como una cuestión mecánica de físico nada más, luego empezó a aparecer una técnica, después la táctica, ahora estamos descubriendo que el que tenga la capacidad de trabajar con el control de las variables psicológicas vá por encima. Y los entrenadores lo están empezando a reconocer.” señaló Aybar.

“La psicología es parte tan importante del entrenamiento de un atleta como lo es lo físico, lo técnico y lo táctico”

Variables psicológicas del atleta.

A partir de esta conversación pudimos identificar las principales variables mentales, que pudieran afectar el rendimiento atlético del ser humano y que se deben trabajar.

  1. Control y manejo de la motivación (encontrar motivación cuando el costo es mayor que el beneficio)
  2. Autoconfianza (no necesitar de refuerzos externos)
  3. Activación y Relajación  (energía mental y física necesaria para el rendimiento)
  4. Autocontrol (que no tenga que venir de la parte externa, sino internamente)
  5. Fijación de metas (reales, medibles, retantes y manejables)
  6. Pensamientos Positivos (establecerlos y mantenerlos antes, durante y después)
  7. Concentración y Atención (manejar las distraciones y mantener la atención en los estímulos que son importantes y relevantes para tu evento)

Mitos y realidades

Para poder comenzar a trabajar  en estas variables universales primero hay que deshacerse de los prejuicios sociales  que rodean cualquier tratamiento psicológico.  No, no estamos locos! Necesitamos re-enforcar nuestra atención, controlar los factores externos y apropiarnos de nuestro propio ser.

Es complicado para el ser humano admitir cuando tiene un problema.  Quizas en el polo más extremo se encuentra admitir que esa ayuda debe ser psicológica. Para romper con este paradigma el profesor nos aclara: “El psicólogo deportivo no trabaja con problemas únicamente, se supone que está allí para evitar el problema y fortalecer en el área psicológica el proceso y el trabajo de entrenamiento de ese atleta y/o equipo”

El procedimiento comienza con una evaluación principalmente basada en observaciones del psicólogo y/o del entrenador, entrevistas  y en el mejor de los casos un registro personal del propio atleta, en forma de training log o jornal.   Una vez se tiene un estado de situación del atleta, se establece un plan de trabajo a partir de sus necesidades. Dicho plan debe ir en paralelo con las cargas de entrenamiento físico existentes para lograr resultados.

El rol del entrenador

En este proceso, los entrenadores tienen la responsabilidad de ser facilitadores. Un canal de comunicación entre el atleta y el psicólogo. Hay que fomentar una mentalidad abierta, familiarizar a los atletas con las intervenciones psicológicas. Que sea igual de común que visitar a un fisiatra o al masajista. Igualmente, no pasar juicio sobre aquellos que necesiten ayuda y establecer círculos de apoyo entre compañeros de equipo y/o amigos.

“lo que va a ayudar a un atleta a identificarse con la psicología deportiva es que el entrenador lo vea con buenos ojos” Fernando Aybar

Al discutir los beneficios de un coach psicológico con el Dr.Aybar, el expone el caso del conocido dirigente de baloncesto Julio Toro: “él sabía entender al ser humano y al ser humano en acción baloncelística , por que amaba el deporte, inteligente, humanista, filosófico, un caballo, un maestro en el área  de la psicología, él era un entrenador psicológico y le dio resultado”

Igualmente señala que: “el bloque socialista-comunista lo tenía como parte de su entrenamiento. Y sus atletas parecía que eran de hielo. Era un atleta que estaba en control.”

El atleta puertorriqueño

Tengo que admitir que se siente bien cuando uno dentro de su carácter personal comprende y crea una opinión propia y la misma es sustentada más adelante por un profesional en la materia. Hace algunos meses publiqué un blog sobre el entrenamiento de niños. Durante nuestra conversación, Aybar hizo uso de muchos de los mismos argumentos que Easy Endurance publicó en aquel momento:

“El puertorriqueño quizás en los niveles infantil y juvenil enfatizamos demasiado en la competencia, fundamentada en que tienes que ganar, en el resultado, no en la competencia fundamentada en que tienes que aprender a competir… Desgastamos a nuestros atletas en lo físico y en lo mental, ya cuando llegan a un nivel adulto no tienen la capacidad para trabajar en aspectos mentales pq han desarrollado unos estilos que son negativos para su funcionamiento…”

Continúa Aybar: “Encontramos un atleta de alto rendimiento a muy temprana edad…lo vemos en el nivel físico pero para mí es que están fundidos en el nivel psicológico, es que son demasiados juegos en la niñez!… Los objetivos que se plantean están basados en el proceso y no en el resultado”.

Mientras charlamos un viernes por la tarde dentro de su modesta oficina en La Gallera – entre cupcakes de zanahoria y café – es evidente que el miembro del salón de la fama Río pedrense y yo compartimos la misma visión y pasión por el tema.

“Hay que hacer un deporte que esté sustentado por las etapas de desarrollo y lo adecuado. Eso no quiere decir que no podamos identificar un talento y darle un poquito más, como sucede en el método Montessori…” Fernando Aybar

Como un esfuerzo adicional, el doctor Aybar publicó un libro junto a otro colega, titulado: (Nuestros hijos e hijas deportistas/Guía para el éxito de los niñ@s en el deporte) dirigida a los padres, madres o tutores para atender el asunto previamente discutido. Más información aquí.

14449738_342193979453824_980306835340370106_n

La Psicología Deportiva en Puerto Rico

Todavía falta mucho camino por recorrer para la psicología deportiva en el país, al no estar constituída formalmente como una profesión que se estudia en la universidad. El profesor recurre a una interesante y – jocosa – analogía para explicar el proceso de evolución de la materia: “En PR la psicología del deporte se encuentra en fase de adolescencia, ya pasamos la gestación, ya dejamos de ser bebes, ya pasamos por una etapa de niño infantil y ya entramos en una adolescencia…Reconociendo una identidad propia a la psicología  deportiva puertorriqueña, pero todavía en proceso de formación y madurez”.

Con esa inquietud, Aybar y otros colegas fundan el CAEPD, centro para la aplicación y estudio de la psicología deportiva.. Ubicado en el recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, el centro tiene como enfoque la investigación para definir el perfil  psicosocial actual del atleta puertorriqueño. Su misión es aupiciar y promover el uso de la psicología como parte del entrenamiento. A través de un ‘sistema’ donde se mira el todo del proceso, una visión holística entre la parte psico-social y las ciencias del ejercicio.

img_6777
Facilidades del CAEPD, localizado en el Edificio CBS 306 del complejo deportivo en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

Al momento el CAEPD apuesta por la capacitación y orientación de profesionales y entrenadores -libre de costo- reconociendo que el proceso también deberá envolver a los padres y a los federativos. Sin duda un esfuerzo noble en pro del desarrollo del deporte.

Si algo yo personalmente me llevo a la almohada de esta conversación es que la psicología no puede seguir siendo un tabú para nuestra sociedad. Aún más, las intervenciones psicológicas no pueden darse enteramente en carácter de reparación y sí como una herramienta preventiva, que le brinde a los entrenadores y atletas los mecanismos para atender situaciones del psiquis.

“lo importante aquí es que tú como atleta te adueñes de tu proceso”. Aybar.

-eMMa

Advertisements