“Hoy es un sueño hecho realidad. Yo comencé mi carrera aquí en Lombardía. Es algo grande para mí convertirme en el primer ganador no europeo del Giro de Lombardía y el primer colombiano en ganar un monumento” –  Son las palabras del ciclista Esteban Chávez (Orica-bike Exchange) luego de ganar el Giro di Lombardía 2016.

Dicha carrera, es uno de los monumentos clásicos del ciclismo a nivel mundial. Hace unas semanas, en su edición numero 110 – la prueba en suelo Italiano a 241 kilómetros y con subidas hasta el 17% de inclinación – fue dominaba por el colombiano de 26 años. No tan solo eso, sino que luego de 6hrs 26min –promediando 37.403 km/h sobre la bicicleta  Chávez ,quien tambien este año fue finalista en 2 de las 3 grandes vueltas; Giro de Italia y Vuelta a España – fue acompañado en el podio por su compatriota Rigoberto Urán (cannondale) quien finalizó 3ro,  afirmando la regeneración del ciclismo parcero en el más alto escalafón del velo.

En la década de los 80’s el ciclismo escarabajo – término por el cual se le conoce a los ciclistas colombianos por su habilidad para subir montañas – tuvo su mejor momento. Fueron épocas de portar el maillot de líder en el tour de Francia con Víctor Hugo, lograr victorias en la vuelta a España con Lucho Herrera, ser campeón mundial de contra reloj con Santiago Botero y pararse en el podio de París con Fabio Parra en el 88’.  Finalmente, luego de la tempestad creada por el control anti doping –una medida desesperada por limpiar el nombre del ciclismo como deporte – se dio el relevo generacional que hoy llena al país de tantas alegrías.

Ahora no es tan solo Nairo Quintana “Nairoman”, ganador del giro de Italia, la vuelta a España y podio en el Tour de Frace. El ciclismo colombiano cuenta además  con un roster de jóvenes que ponen al país en el mapa del UCI world tour. Sergio Luis Henao (team Sky) gregario de lujo para Chris Froome y protagonista contendor en todas las etapas de subida que disputa, Darwin Atapuma ex campeón nacional (BMC), Járlison Pantano (IAM cycling) quien obtuvo una victoria mágica en la 15ta etapa del tour de francia 2016, Winner Anacona compañero del Nairo en el Movistar y ex campeón nacional y Fernando Gaviria (etixx) campeón mundial de pista, ganador de etapa en la Tirreno Adriático y victoria reciente con sprint fulminante a 500mts de meta en el París Tours. Estos, entre otros, son los dirigentes de un escuadrón de escarabajos que prometen capturar la emoción y admiración del pueblo colombiano y el mundo entero.

El ciclismo es cultura en Colombia. La afición respeta la figura del ciclista, son héroes nacionales, modelos a seguir.  Crean un sentimiento de esperanza y oportunidad a un pueblo que lucha por borrar una imagen distorsionada por el narcotráfico y la delincuencia.

Se percibe la importancia que tiene el ciclismo para las autoridades colombianas, basta con tan solo entrar al portar cibernético de la federación de ciclismo.  Actualizado, profesional y con contenido, presentan a sus atletas como héroes, informan las últimas noticias  y  proveen un calendario completo de sus carreras nacionales. Creo en la planificación, creo firmemente en la periodización como el camino principal para lograr el mejor rendimiento posible, para eso hace falta un plan de trabajo transparente y sólido a partir de la logística que provea la federación.

El ciclismo es noticia en Colombia, la versión digital de los principales diarios del país centroamericano – El país, El Universal, El mundo, La opinión, El espectador – todos y cada uno de ellos incluyen una sesión específica para temas del ciclismo y la mantienen al día.  Yo siento que esto aporta mucho a mantener la afición estimulada y motivar a posibles futuros aspirantes.

Las ciudades de Boyacá y Antioquia se destacan como grandes canteras de ciclistas del más alto nivel.  Sus condiciones de relieve y elevación hasta 3,000 mts en relación al nivel del mar, hacen de este territorio uno idóneo para la práctica del deporte de 2 ruedas y lograr las adaptaciones fisiológicas maximales en sus atletas. El  compromiso es total, Boyacá ha expresado su interés por obtener la sede para el campeonato mundial del 2020 de la Unión Internacional Ciclista.

El fenotipo del ciclista Colombiano parecería sacado de un taller de automovilismo, es comparable a tener el motor de un Lamborghini en un chassis  de motora Hayabusa.  Es ligero, poderoso y  combativo, tiene la fórmula ganadora; el w/kg. En palabras simples, es tener una cantidad de potencia alta (watts) en relación con su peso corporal (kg). Esto se debe traducir en poder desplazarse más rápido, especialmente cuanto entra la inercia/gravedad en la ecuación, por ende la superioridad del colombiano cuando la carretera pica para arriba. Tambien, similar al caso de los Kenyanos en la carrera pedestre, los colombianos usan la bicicleta en su estilo de vida, para ir a la escuela y para transporte.

Quizás no todo sea color de rosa para el deporte colombiano, pero sí se han dado pasos en la dirección correcta pro desarrollo del ciclista. Todos los años se realiza un evento llamado El clásico de ciclismo infantil, donde participan de forma recreativa ciclistas desde los 3 años de edad.  Esta iniciativa me parece increíble, ya que tiene además un valor educacional y moral.  Cada categoría lleva el nombre de un valor moral, por ejemplo responsabilidad, alegría, respeto, etc. Este año el evento contó con 5,892 incritos, donde todos y cada uno de ellos recibió una medalla por participación.

Tambien existe un programa para el desarrollo del ciclismo en las diferentes provincias, donde se identifican candidatos con las características necesarias y se fortalecen, con miras a llegar al nivel mundial. Los mismos cuentan con entrenadores locales que monitorean su rendimiento en las diferentes localidades, comida y nutrición deportiva, transportación a los eventos y hasta una bicicleta. En el 2015 este programa contó con 550 participantes, un número bastante robusto.

Es todo un plan que tiene como meta la “profesionalización” del ciclista en todas las facetas. Que sepa correr bicicleta, que entienda de cultura de ciclista, que pueda manejar los medios, que tome decisiones de administración inteligentes, etc. Tomemos nota!

-eMMa

 

 

 

Advertisements