Recuerdo cuando lo vi por primera vez en uno mis entrenamientos en bicicleta. Lucía feroz, con el lenguaje corporal de alguien que  había recorrido muchas millas en su bicicleta.  Luego del entreno decidí saludarlo y presentarme.  El procedió con la naturalidad de alguien quien hubiese conocido hace años.  Contestó cada pregunta con el detalle y la pasión de una persona que es feliz solamente de una forma; sobre su bicicleta.

El ciclista profesional Sergio Hernández pudiera parecer intimidante a primera vista, luciendo su pelo en un rabo, bigote y perfil azteca pero, luego de varias palabras conocerás una persona humilde, centrado y muy realista que ha pasado por todo, el éxito, la fama y la derrota. Easy Endurance conversó con el hombre a quien llaman “surge” (El corrientaso) para discutir su travesía en el ciclismo profesional, las lesiones, el dopaje en el ciclismo y vivir en Puerto Rico.

Sergio se montó en una bicicleta tan pronto como fue capaz de pedalear. Su hermano le construyó una bici cuando tenía 9 años y el resto es historia. “Era una bicicleta con ruedas 20 pulgadas y las ruedas de entrenamiento se le cayeron poco después, pero desde ahí yo fui un mad-men” Esa bici se convirtió en un instrumento de autoexpresión para Sergio, un escape.  Puedes sentir el poder de su voz cuando dice: “(era) un rush de adrenalina, una forma de expresarme, ir sobre mi bicicleta me hace sentirme en control”.

Ese sentimiento, hizo que desarrollara muy bien sus destrezas sobre ruedas, tan bien, que sus amigos siempre le estimulaban a tratar el ciclismo de ruta, mientras trabajaba en una tienda de ciclismo local siendo un “junkie” del BMX. Fue para entonces que Hernández vio una carrera profesional y quedó impactado, ver ciclistas estrellándose por todos lados a alta velocidad le fascinó.

Sin el apoyo de su familia y con muchas distracciones en su hogar Sergio se decidió a tomar la oferta del dueño de la tienda donde trabajaba para hacerse de una bici y pagarla a plazos. Es ahí cuando nace el verdadero Sergio. Con unos padres divorciados, una madre que se enfocaba más en sus hermanas y muchas libertades a tan temprana edad, comenzó a pedalear hacia el éxito.  El tenía un sueño: convertirse en el mejor, pero no todo fue color de rosa.

sergio-cover

Sergio admite que en sus comienzos era el alma de la fiesta, tomaba malas decisiones y tenía malas amistades.  Pero, tuvo un despertar y entendió cuanto le agradaba la idea de ser el centro de atención a través del ciclismo y como podía motivar a otros a través del mismo, enviándolo en un viaje sin descanso al (mejoramiento). Cuando cambiaron las prioridades, los amigos comenzaron a desaparecer, las llamadas pararon y muchos de ellos fueron a parar a la cárcel.

“Surge” encontró su norte y comenzó a ganar carreras. Sus logros le llevaron a obtener contratos como ciclista profesional en equipos como Rock Racing, Jelly Belly e Incycle predator. Una de las mejores memorias para Sergio surgió en 2011, cuando fue seleccionado para competir en el Amgen Tour of California. “competir en el Tour de California en mi ciudad, en mi territorio, me siento muy orgulloso de eso”. Las carreras en su palmarés son igual de impresionantes, incluyendo participaciones en el Tour of Colorado y eventos en Nueva Zelanda, China, México, Puerto Rico, Estados Unidos, Colombia, República Dominicana y Corea del Norte.

“Uno de mis mayores lamentos es no haber podido competir en Europa”. Pero no nos equivoquemos, Sergio pasó tiempo entrenando en España, en compañía de ciclistas del más alto nivel como David Millar, George Hincapié y Michael Barry, donde obtuvo una muestra del estilo de vida en una de las mecas mundiales del velo.

 

De 2007-2015 Hernández fue muy exitoso, logrando buenos resultados en todas las mejores carreras domesticas e internacionales donde participó.  Puedes ver su record oficial AQUÍ.

Yo siempre me he preguntado qué se siente estar en el escenario grande, competir con los mejores del PRO de la UCI, se sentirá diferente aún para corredores tan experimentados como Sergio? “Básicamente ya no eres “el tipo duro” el jefe, en el pelotón. La energía de la persona que tienes al lado es enorme, tú sabes que él es un monstruo, la confianza tiene que ser mayor, estamos más cerca el uno del otro pero el respeto es mayor, hay mucha confianza en la persona que tienes al lado. El embalaje para el sprint es peligroso pero, es peor en el nivel domestico”

Varios de esos ciclistas eran amigos personales y compañeros de equipo, que luego se vieron envueltos en uno de los escándalos deportivos más grade de los últimos tiempos, Operación Puerto en el 2006.  Oscar Sevilla, Francisco Mancebo y Tyler Hamilton entre otros fueron acusados de el uso de sustancias para mejorar el rendimiento.  Este cartel de dopaje en sangre y uso de esteroides dirigida por el Doctor español Eufemiano Fuentes incluía atletas en otros deportes como fútbol y el tenis.  Cuando le pregunté sobre el tema, Sergio respondió con bestial honestidad y una serenidad impresionante:

“Si tú piensas que Lance Armstrong está o estuvo limpio y que es un buen sujeto, probablemente votarás por Trump”

“Quizás por esto fue que nunca llegué (a ese nivel) pero, a mí me afectan las cosas negativas fácilmente, así es que, quizás era una mecanismo para poder lidiar con la situación, yo ignoré todo el asunto. No me preocupaba por ‘dopers’, Yo estaba muy contento con mi nivel. Nunca puso mucha atención al tema, nunca lo usé como excusa, ellos (el equipo) tenían una reunión conmigo y ‘otra’ sin mí. Hacían lo que tenían que hacer. Es algo con lo cual nunca me dejé envolver emocionalmente. Yo tengo una consciencia y si voy a cruzar la línea de meta quiero sentirlo, quiero gritar, quiero reírme, quiero sentir toda la emoción. Nunca sentí la necesidad de doparme”.

“Sino puedo tomar mis multi-vitaminas de Pedro Picapiedras todos los días a las misma hora, no tengo nada que buscar en el dopaje”

Para un ciclista o cualquier atleta, el tema de las lesiones es uno que puede crear o terminar con tu carrera.  Sergio no es la excepción, se puede percibir un tropiezo en su voz al decirme: “es duro para mí hablar del tema”.

Es abrumador para él porque siempre parecía lastimarse en el peor de los momentos, cuando mejor forma tenía.  En 2014 tuvo una actuación destacada en la Vuelta de la Independencia y además se colocó en el podio en casi todas las carreras domésticas en las cuales participó antes de accidentarse y romperse la clavícula. Se mantuvo enfocado y encaró el proceso de recuperación por 5 semanas.

En su regreso a competencia, su goma trasera patinó, desprendiéndose la goma tubular del aro y enviando a Sergio sobre el manillar y hacia otra rotura de clavícula.  No fue solo mala suerte, sino “irresponsabilidad” por parte de los mecánicos del equipo, según Hernández.  Esto llevó a Sergio a un amargo retiro que  destruyó además varias amistades dentro del equipo ya éste recuerda haber visto como se utilizaba pega “contact cement” de Wal-mart para pegar las gomas tubulares.

Luego de una fase de rebeldía el ciclista nacido en California decidió darse una nueva oportunidad para un “comeback” esta vez en una bicicleta prestada.  Mientras terminaba una sesión de entrenamiento fue embestido por un auto y tratando de proteger la bici – que no le pertenecía – apretó los frenos en pánico cayéndose nuevamente y resultando en otra fractura.

training-week-1

Con lesiones y problemas las cosas comenzaron a desboronarse para el nativo de Los Ángeles.  Necesitaba “desconectarse” cuando su mejor amigo y director del equipo le decepcionó.  Para ese momento lidiaba con muchos eventos personales, luchaba por resumir su carrera, necesitaba recargar baterías. Para Sergio esa oportunidad llegó cuando un compañero de equipo le ofreció venir a Puerto Rico y trabajar en su tienda. “fue un momento donde dije; F*** it, vamos a hacerlo!”

Una vez en la isla, Sergio impactó el ambiente del ciclismo competitivo inmediatamente y fue adoptado por la comunidad ciclista. Siempre ha sido un corredor agresivo, aún fuera de forma – y con un régimen de entrenamiento que parecía más una excusa para matar tiempo libre – ganó carreras.  Este es un hombre que ha enfrentado a los mejores atletas del mundo, en las rutas más difíciles.

Sobre el nivel del ciclismo en PR comentó: “veo la pasión que tienen por la temporada, estos ciclistas merecen más…He visto el potencial y la pasión que los puertorriqueños tienen y se pudiera usar en una manera más positiva.  Cuando yo estaba subiendo, iba a las carreras y fogueos y anunciaba mis planes, solía regresar a casa con grandes cantidades de dinero.  Hacía llamadas, emails, My space. Yo llegué a mi nivel haciendo esos sacrificios y pidiendo ayuda.Veo gente con dinero aquí, hay mucho entusiasmo simplemente tirándose al lado recreacional del ciclismo que pudiera usarse para ayudar a corredores individuales con potencial”.

“Puerto Rico debería tener más orgullo, tienen la  misma sangre, el mismo cuero que todos los demás, no hay razón para que Puerto Rico no tenga un sujeto en el Tour De Francia”. “Yo he aprendido a amar (a Puerto Rico) me siento parte de la cultura y de la gente de aquí”.

Le pregunté a Sergio un consejo para esos jóvenes ciclistas que se levantan con el sueño de competir en el Tour de France algún día, su respuesta se dio sobre un canvas de cruda realidad, pero con un deseo profundo de verlos lograrlo: “Haz tu sueño una realidad pero, estate preparado para tomar lo bueno y lo malo. Prepárate para pasar momento bien difíciles pero, si lo quieres lograr tienes que pasar por ellos, es todo mentalidad, como tomas un revés y las cosas emocionantes que surgen a lo largo de la travesía. Aprecia y valora las cosas que has logrado, de dónde vienes y las personas que te ayudaron a llegar hasta ahí. Aprecia los buenos tiempos, trabaja a través de los malos, mantente junto a la gente que confías, no puedes hacerlo tú solo. Aprende lo que puedas de alguien, dale las gracias, aprécialo y sigue adelante, úsalos!”

Este discurso parece estar en sintonía con una de las ideas erroneas de las masas en torno al ciclismo: “Esto es mucho más duro de lo que piensas, probablemente más mental que físicamente. El ciclismo se ve divertido en la TV y quizás sientas que puedas hacerlo, pero es un sacrificio enorme. (la gente piensa) que te conviertes en profesional y serás rico por siempre, una celebridad, pero esos atletas pro tour son 5% de los ciclistas del mundo. Muchos comienzan y luego se dan cuenta cuanto sacrificio requiere… si estás en el PRO tour, tú te lo mereces, tú te lo ganaste!”

sergio-interview

 

Durante esta conversación tuve el presentimiento que este sujeto todavía no ha terminado con el deporte, veo fuego en sus ojos, aun queda combustible en sus piernas, sólo necesita algo o alguien a quien probar erróneo: “Se necesitará de todo, pasión, deseo. Volverá si yo lo permito.  Cada vez que intento dejarlo algo se me presenta, Yo todavía puedo hacerlo! Si verdaderamente yo quiero lo voy a hacer! Necesitaré re-inventarme y ser real, realista.  ¿Soy capaz de estar en el World Tour? ¿Es ese mi nivel? Absolutamente! No suelo pensar muy alto sobre mí mismo, no me doy suficiente crédito, pero cuando un hecho es un hecho, Yo lo adopto!”

Algunas semanas atrás mientras pedaleábamos le dije a Sergio: “sabes, llega un momento en la vida donde uno debe re-inventarse” ahora él lo recuerda y admite que ha alcanzado ese punto: “El ciclismo no ayuda a nadie, ayuda a tu ego, es divertido, tú obtienes algo de ello y yo lo puedo entender, puedes motivar a las personas, puedes usar tu poder para influenciar y ayudar el mundo, pero al mismo tiempo siento que no ayudas (tanto) a la sociedad siendo un ciclista, cuando puedes ser algo distinto y hacer la diferencia”.

-eMMa

Advertisements